Surcar el mar como un navegante es otra forma de vivir el Camino De Santiago, y esto lo saben bien los pocos peregrinos que se han atrevido con la aún poco conocida Travesía Náutica Xacobea, que recorre las rías gallegas hasta enlazar con rutas históricas de la peregrinación por mar. Hay dos opciones: la travesía norte y la sur y en este periplo, con una duración de entre cinco y ocho días en barcos de vela, intervienen más de 13 puertos deportivos con la certificación Q de calidad. El presidente de la Asociación de Náuticos de Galicia (Asnauga), Javier Ruiz, es conocedor y precursor de hasta el más mínimo detalle de esta opción alternativa al Camino De Santiago que surgió en 2014 y además, los viajeros que lo deseen pueden optar por el Chárter Travesía Náutica Xacobea (embarcaciones de alquiler con y sin patrón) o la Travesía Náutica Xacobea a la Carta, en la que los aventureros diseñan su experiencia de peregrino náutico en función de sus gustos.

“La idea surgió porque la Xunta nos pidió organizar alguna actividad náutica con motivo del octavo centenario de la peregrinación de San Francisco de Asís a Santiago. Se nos ocurrió que esta travesía sería una buena opción y la contemplamos como una ruta que pueda estar disponible durante todo el año”, afirma. La travesía norte sale desde Ribadeo hasta Portosín o Boiro y luego se continúa a pie hasta la catedral De Santiago. En el recorrido se hace parada para sellar la credencial en Ares, Sada y A Coruña. La travesía sur sale desde Baiona o Vigo hasta Boiro o Portosín a lo que se une la ruta terrestre hasta llegar a la plaza del Obradoiro. En el camino la paradas se realizan en Rodeira (Cangas), Portonovo, Sanxenxo y San Vicente do Mar (O Grove).

El presidente de Asnauga cuenta que el objetivo de este nuevo camino es “aunar la espiritualidad con el mar y las enseñanzas sobre navegación”. “Las personas que opten por la travesía trabajarán como tripulantes de la embarcación bajo las órdenes del patrón. Limpiarán, harán la comida y vivirán como auténticos marineros incluso haciendo noches en el barco”, asegura.

Sobre los proyectos futuros para esta ruta, Ruiz indica que están ultimando los detalles para ofrecer actividades en todas las paradas. “La idea son visitas a la lonja, museos o descuentos en restaurantes de cada zona. Se persigue que los viajeros conozcan la idiosincrasia de los puertos en los que recala el barco”, dice, al mismo tiempo que destaca que todos los que están presentes en la travesía tienen la Q de calidad y representan el “60% de los puertos de España que cuentan con esta certificación”.

Please follow and like us: