Hermosa y de la constelación de Tauro, Aldebarán es una de las estrellas más brillantes del firmamento. Aldebarán aparece en una escena mítica de la película ‘Ben Hur’, junto a Antares, Rigel y Altair. Aldebarán es un caballo que desciende de los caballos árabes, de los primeros faraones. Es el más veloz de los cuatro equinos.

—Y tú, mi veloz amigo, no creas que puedes ganar la carrera en la primera vuelta. Tienes que ganarla en la última y no puedes ganarla solo. Espera a los otros —le dice Charlton Heston al caballo en esta obra maestra del cine.

Como esos buenos amigos, Paco y Curro son diferentes, pero comparten muchas cosas. Entre ellas, Aldebarán, un barco de 28 años de antigüedad. Paco, asturiano, es más lanzado que Curro, cordobés. Ambos tienen 57 años, viven en Málaga, se conocen desde hace tres temporadas, navegan en barco y son ciegos. “Lo más complicado es atracar… pero eso no lo pongas”, bromea Paco Redondo, ahora pensionista y que ha trabajado en la ONCE vendiendo cupones o de administrativo.

Paco es un viejo lobo de mar. Su familia siempre tuvo embarcaciones de recreo que navegaban por el vigoroso Cantábrico entre la costa asturiana y la gallega. Ahora, junto a Curro Zabala y otras seis personas, están a punto de hacer historia. Se preparan para convertirse en el primer equipo español mixto discapacitado de vela de crucero. Competirán en igualdad de condiciones que cualquier otro conjunto. Lo harán el próximo verano en la 38ª edición de la Copa del Rey de Vela en la bahía de Palma con el Aldebarán. No será el barco más veloz de la competición, pero el trabajo en equipo, teniendo paciencia y perseverancia, será similar al que puso en práctica el caballo de ‘Ben Hur’.

Apoyo del Rey y el Real Club Náutico de Palma

El Club Andaluz de Vela Adaptada (CAVA) y la ONG Paraocio han organizado el equipo que ya ha participado en 18 regatas costeras (en junio de 2018 quedaron terceros en la regata de Alborán) y que estará formado al menos por dos o tres invidentes, varios discapacitados físicos y un par de ellos sin discapacidad. Jorge Román, presidente de Paraocio y táctico de la tripulación, solicitió a la Casa del Rey, mediante una carta, participar en la competición náutica de referencia en España. La institución les pidió que contactaran con el Real Club Náutico de Palma (RCNP), que contestó que si cumplían con las condiciones técnicas no tendrían ningún problema.

Please follow and like us: